Saltar al contenido

¿Que es la ansiedad? Descubre si la sufres

octubre 20 2018

Toma conciencia de tu estado actual

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¡Enhorabuena si has comenzado a leer este artículo! Te digo esto por que la mayoría de las personas sufren al menos algo de ansiedad o se relacionan con personas que la sufren y ni siquiera se han dado cuenta de ello. La ansiedad es un fenómeno muy habitual en nuestros días.

Probablemente estás aquí porque tienes algo de ansiedad o conoces a alguien que la tiene.

Es posible que el médico te haya diagnosticado ansiedad y todavía no sepas lo que es. Sin embargo, tu has empezado el camino de comprender que es lo que pasa en nuestro interior. ¡Eso es una gran noticia!

Lo primero para superar un problema es tomar conciencia de que existe. El primer paso para liberarte del estrés y de la ansiedad está ya en marcha.

¿Causas de la ansiedad?

Para comprender como funciona imagina que tienes un examen muy importante y apenas tiempo para prepararlo. Probablemente experimentaras algo de ansiedad. Puede que sientas una leve presión en el pecho, cambios en el apetito o en el funcionamiento del sistema digestivo.

¿Como sucede esto? Pues porque cuando tenemos el deseo de alcanzar un objetivo y dudamos de que tengamos el tiempo o la capacidad para realizarlo aparece en nosotros un miedo al fracaso que desencadena respuestas en nuestro metabolismo.

El miedo y otras emociones nos afectan físicamente, esto es importante entenderlo para vivir sanos.

Tener demasiados objetivos

La ansiedad está relacionada con la vida moderna y con el estilo de vida que llevamos. Con tantos estímulos externos, el ser humano tiene muchos deseos y objetivos que cumplir y un tiempo limitado para ello.

Las personas excesivamente ocupadas tienen más probabilidades de padecer ansiedad.

Si creemos que no tenemos ni el tiempo ni la capacidad para alcanzar un objetivo enviamos señales de alarma a nuestro sistema nervioso y sentimos cierto estrés.

Cuando tenemos excesivos objetivos que cumplir, el estrés se acumula manifestando algunos de los síntomas típicos de la ansiedad.

Tomar nuestro pensamiento con demasiada seriedad

La ansiedad está también relacionada con nuestra visión del tiempo:

La mente interpreta que los recuerdos del pasado son aquellos pensamientos que llevan la connotación de ser ciertos. El recordar algún evento del pasado que no sucedió como nos hubiera gustado puede generar ansiedad. Sobre todo si nos sentimos responsables de lo que sucedió y tenemos cierto sentimiento de culpabilidad.

Los pensamientos que llevan la connotación de ser inciertos se interpretan como futuro. Es por ello que pensar en el futuro siempre nos generará algo de inseguridad.

En otras palabras, el dar mucha importancia a nuestro pensamiento producirá irremediablemente algo de ansiedad.

El rechazo a la experiencia actual es la principal causa de la ansiedad

Es importante comprender que si le damos tanta importancia a alcanzar un objetivo es porque sentimos cierto rechazo a una situación actual que nos disgusta. Es decir, tenemos cierta frustración por que nos gustaría que nuestra experiencia fuera diferente en este momento.

Esta es en mi opinion la verdadera raiz de la ansiedad y el estrés. Es la sensación de que carecemos de algo. Siempre pensamos que nos hace falta algo diferente para estar completamente felices y como consecuencia caemos en el miedo a no alcanzarlo.

Nosotros mismos nos alejamos de un estado de felicidad que está en nuestro interior.

Como vemos, la ansiedad está relacionada con nuestra manera de ver la vida, con nuestras creencias, con un rechazo a la situación actual. Son ciertos condicionamientos que hay en nuestra mente los que afectan a nuestro estado psicológico y físico.

En otras palabras, es el miedo a que los distintos aspectos de nuestra vida no sucedan como queremos lo que producirá ansiedad. Cuando dicho miedo es permanente, el ser humano puede experimentar lo que se denomina depresión.

¿Por qué aparece la emoción del miedo?

Es importante conocer los mecanismos por los cuales los miedos aparecen para poder superarlos. Se deben básicamente a nuestras creencias, nuestra relación con el mundo y nuestros deseos.

Podemos recurrir a la filosofía del yoga para comprender como se originan nuestros miedos. Según dicha filosofía, en el inconsciente hay tres tipos de conceptos: los que nos gustan y atraen, los que nos generan aversión y los que contemplamos de una manera neutra.

Cuando nos aparece un pensamiento que nos genera una ligera aversión, automáticamente estamos sintiendo un poco de miedo a que ese pensamiento se haga realidad.

Por otra parte, hay que entender que para que en la mente tengamos conceptos que nos atraigan, deben existir el mismo numero de ideas que nos repelan. Por ejemplo, si te gusta la idea de ir a la playa de Dénia el próximo fin de semana, la idea de quedarte el próximo fin de semana en tu casa te generará miedo.

Por lo tanto, la simple idea de que somos los responsables de hacer algo genera algo de estrés ya que inmediatamente aparece también el miedo a que ese objetivo no se pueda cumplir. Se entiende que cuantos más deseos tengamos, más miedos vamos a tener.

El miedo surge por no tener el habito de vivir en el presente.

Tenemos más bien el hábito de identificarnos con nuestros pensamientos.

Los pensamientos hablan de que tenemos la responsabilidad de hacer algo ante un futuro panorama incierto y por ello experimentamos desasosiego.

De todo esto se deduce que las personas con más miedos son aquellas muy mentales que le dan mucha importancia al pensamiento.

En casos extremos el miedo excesivo nos puede provocar enfermedades mentales comunes en nuestros días como es el caso de la agorafobia, miedo a los espacios abiertos.

Síntomas de la ansiedad

Sintomas a nivel psicológico

A nivel psicológico, la persona está experimentado ciertos miedos inconscientes que en muchos casos son irracionales. Nuestras creencias o nuestra manera de interpretar la situación nos afecta mentalmente y es por ello que las personas con ansiedad pueden manifestar diversos síntomas.

Comprueba si algunos de ellos se dan en ti:

  • Irritabilidad
  • Angustia
  • Confusión
  • Insomnio
  • Miedo o incluso en casos extremos ataques de pánico
  • Culpabilidad
  • Frustración
  • Aumento o pérdida de apetito.

Sintomas a nivel físico

Por otra parte, hay que entender que el sistema nervioso regula de manera involuntaria el metabolismo para mantener nuestro cuerpo en equilibrio.

Ante una situación de estrés o miedo, el sistema nervioso prepara el cuerpo para una respuesta rápida

El organismo se pone en «modo emergencia» para poder responder con mayor eficiencia a una situación que requiere de toda nuestra energía. Para ello, genera glucosa, aumenta la sudoración, reduce las funciones digestivas, aumenta la frecuencia cardiaca, dilata los bronquios, etc.

En otras palabras, la persona que sufre de estrés o ansiedad, está indicando inconscientemente al sistema nervioso que algo no va bien y que debe prepararse para una situación de peligro. Por consiguiente, el cuerpo responde y se manifiestan algunos de los siguientes síntomas:

  • Aumento de la frecuencia cardiaca que en caso más extremo lleva a la taquicardia.
  • Inhibición la salivación
  • Aumento de la sudoración
  • Aumento de la producción de glucosa y adrenalina
  • Inhibición las actividades del estómago y del páncreas
  • Aumento de la tensión muscular

Estos cambios metabolicos pueden generar que aparezcan algunas sensaciones corporales como por ejemplo presión en el pecho, temblores o cierta sensación de ahogo.

El problema es que, en situaciones de estrés y ansiedad, las funciones de mantenimiento y regeneración del cuerpo se reducen para atender a dicha situación de emergencia. Es por ello que cuando dicha ansiedad se prolongan en el tiempo aparecerán otros síntomas asociados como son el cansancio, dolor estomacal, mareos o contracturas musculares.

Debido a los cambios en el apetito, algunas personas manifiestan también cambios en su peso corporal.

Consecuencias más graves de la ansiedad

Nuestro estrés provoca que el metabolismo se encuentre en desequilibrio y cuanto más se prolongue la situación, más probable es que aparezca alguna enfermedad. Ello se debe principalmente a que el cuerpo se encuentra permanentemente en modo emergencia y no dedica suficiente tiempo a las funciones de mantenimiento y regeneración necesarias.

Esta es la razón de muchas de las enfermedades que padecemos en la actualidad. Se deben a que la ansiedad se ha hecho demasiado habitual.

En ciertos casos puede suceder que gran parte de los síntomas anteriormente descritos se manifiestan a la vez, llegandose a un situación muy dificil para quien lo vive. A esto se le denomina ataque de ansiedad.

Por otra parte, la ansiedad permanente puede llegar a desencadenar estados depresivos. La depresión es un estado de ansiedad crónica que se puede manifestar en sintomas de mayor gravedad que una ansiedad puntual.

Si lo observas, verás que la depresión también está muy relacionada con todos los síntomas expuestos anteriormente y además puede producir síntomas adicionales como son:

  • Bajo estado de ánimo
  • Baja autoestima
  • Perdida de la ilusión por vivir
  • Agotamiento
  • Eczemas
  • Dolores de cabeza
  • Nauseas
  • Enfermedades en el estómago
  • Desmayos
  • Asma

Si alguna vez lo has sufrido algunos de estos síntomas, te recomiendo que sigas informándote aquí hasta que comprendas realmente como sucede y aprendas a liberarte de ello.

¿Se puede superar la ansiedad?

¡Por supuesto que se puede superar la ansiedad!

Para conseguirlo tendrás que cambiar algunos de tus habitos y en el camino te llevarás un gran regalo: la oportunidad de conocerte mejor a ti mismo. En mi opinión hay que trabajar tres aspectos para controlar la ansiedad:

Equilibrar el cuerpo

]Como cuerpo, mente y espíritu están relacionados. Es importante comenzar trabajando el cuerpo físico de una forma relajada para equilibrarnos.

Podemos practicar yoga, tai chi, chi kung, pasear o darnos un masaje. Si deseas darte un masaje relajante en Dénia con aromaterapia específica para el estrés haz clic aquí.

Alimentación

También es necesarío llevar una dieta sana y equilibrada que no intoxique tu metabolismo.

La dieta actual es rica en sustancias tóxicas y pobre en nutrientes de verdad. Ello afecta a nuestro estado psicológico y fisico irremediablemente. Nutre tu cuerpo con alimentos no procesados y notarás la diferencia.

Atender al interior

Debemos poner mucha atención sobre nuestros pensamientos y emociones para entender como somos y eliminar nuestros miedos.

Comienza por calmar la mente y posteriormente poner mucha atención a tus sensaciones interiores y al contenido de tu mente. Con la práctica aprenderas a regularlos.

Los maestros nos invitan a desear solo lo necesario

Por ejemplo, las enseñanzas de Buda nos pueden orientar para trabajar a nivel mental. El budismo nos invita a no caer inconscientemente en tratar de alcanzar todos nuestros deseos.

Es más importante observar y dejar que la situación vaya desenvolviéndose por si misma sin necesidad de decisiones drásticas para controlarla. Nos quitamos así la carga de la responsabilidad y entramos en una dinámica de dejarnos llevar.

Existen o han existido otros grandes maestros como el Dalai Lama que nos han mostrado o siguen mostrando este camino. Si tenemos únicamente los deseos que sean necesarios, nuestro estrés disminuirá. No hacen falta demasiadas cosas para ser feliz.

El budismo también nos invita a parar nuestra mente y relajarnos. La relajación implica que las ondas cerebrales funciones a menor frecuencia y el flujo de nuestro pensamiento disminuye. Entonces, el desasosiego se reduce de igual forma.

Podemos vivir más centrados en nuestras tareas de cada día sin caer inconscientemente en miedos acerca del futuro.

El gran maestro Eckhart Tolle nos habla de observar nuestro espacio de silencio interior, ese espacio que existe entre nosotros y nuestro pensamiento. Con esta técnica la mente se calma y una vez que la mente está en calma, vamos a interpretar la vida y sus situaciones de otra manera.

Al igual que un mar en calma nos permite ver el fondo, una mente calmada nos permite ver nuestros miedos y condicionamientos mentales.

Calma la mente y observa tus pensamientos

La filosofía del yoga puede ayudar mucho a reducir la ansiedad. Tiene aspectos en común con el budismo pues su objetivo a través de la meditación es alcanzar la quietud interior y sentirte en paz e integrado con el universo.

La práctica y comprensión del yoga equilibra el cuerpo físico, el cuerpo energético, el cuerpo mental y el espiritual.

No consiste solamente en posturas y ejercicios físicos, si no que es una completa guía para acercarte a conocerte a ti mismo a distintos niveles.

Con la práctica del yoga y de la meditación la mente se centra en el aquí y el ahora, se limpia de miedos y la energía kundalini fluye a traves de tu columna vertebral mejorando tu estado general.

Concluyendo…

Hemos observado que nuestras creencias generan ciertos miedos que provocan estrés y la aparición de los síntomas de la ansiedad que pueden inducir incluso enfermedades. Nuestra manera de interpretar la vida influye directamente en nuestras emociones y en nuestra salud física y mental.

La solución pasa por observar como somos y nuestra relación con el pensamiento. Es necesario relajarnos y calmar la mente. Entonces, observamos nuestros miedos hasta comprobar que son totalmente ilusorios y que no hay nada de lo que temer.

Por otra parte, es necesario generar el habito de aceptar el momento presente tal y como es y desear solo lo necesario. De esta forma la ansiedad se verá reducida y podremos experimentar una vida plena y feliz.

Si estás interesado en que te ayude aliviar tu ansiedad sigue este enlace.