Saltar al contenido

Como superar la ansiedad: 10 remedios que te ayudarán

noviembre 6 2018

Vivir sin ansiedad es posible

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Date cuenta de que la ansiedad es uno de los grandes males de nuestra tiempo. Todos la sufrimos en mayor o menor grado aunque por lo general ignoramos este hecho. La ansiedad se ha convertido en algo natural en nuestra vida, sin embargo, no es algo precisamente natural. Vivir plenamente feliz esta en tu mano y es por ello que quiero compartir contigo los remedios que uso y me funcionan para superar la ansiedad.

Si muchas personas viven felices, en plenitud y sin ansiedad, nosotros también podemos. Para ello debemos comprender como surge y poner los medios para atajar el problema. No es posible realizarlo sin una toma de conciencia, sin una observación de cual es nuestra actitud ante la vida.

La solución pasa necesariamente por una vida más relajada, calmar la mente y conocernos. Solo cuando cambien nuestros hábitos, no solo de comportamiento, sino también de pensamiento, comenzaremos a controlar la ansiedad y otros desequilibrios relacionados. Además, para conseguirlo, tenemos que trabajar tres aspectos: el nivel físico, el mental y el espiritual.

Si estás interesado en comprender los mecanismos por los que surge la ansiedad lee la entrada «¿Que es la ansidad?«.

A continuación te daré las claves que te llevaran inexorablemente a revertir el proceso y superar la ansiedad siempre que las comprendas y las sigas:

Remedios para aliviar la ansiedad

Aliméntate con productos saludables

Cuanto más procesado es el alimento, más procesos hay en la mente

Por lo general, nuestra dieta actual está basada en alimentos muy procesados con gran cantidad de productos no nutritivos que son bastante nocivos para el cuerpo humano. El cuerpo necesita una gran energía para digerirlos y para limpiarse por lo que si abusamos de productos procesados vamos a estar apáticos y faltos de energía.

Es necesario que nuestra alimentación se base en frutas y verduras y que incluya productos naturales. La clave está en consumir el alimento lo menos procesado posible, incluso crudos cuando sea posible.

Cuando un enfermo llega a la unidad de cuidados intensivos de un hospital, lo primero que hacen es bajar el ph de su cuerpo para mejorar su estado de salud inmediatamente. Tu puedes conseguir el mismo efecto consumiendo frutas y verduras crudas, pues ello también reduce el ph de tu cuerpo.

Haz ejercicio físico regularmente

El cuerpo físico está integrado con la mente. Cuando estimulamos cualquier parte del cuerpo mejoramos su funcionamiento equilibrando a su vez nuestro estado psicológico. Para ello, prueba con algún deporte que te guste, sal a pasear siempre que puedas, apúntate a clases de baile o realiza cualquier otro tipo de actividad de forma relajada sin forzar excesivamente ninguna parte de tu organismo.

Haz yoga, chi kung o tai chi

Por lo general, la ansiedad se debe a hábitos de pensamiento negativos que están muy arraigados. Para que el cambio se produzca, es necesario realizar ciertas practicas que rompan con nuestros patrones de comportamiento habituales. Estas prácticas trabajan nuestro cuerpo físico, mental y espiritual y nos ayudan a experimentar niveles de nosotros mismos que ignoramos en la actualidad.

La práctica de yoga, chi kung o tai chi es muy recomendable para encontrar nuestro equilibrio. No es necesario hacer ejercicios o posturas muy difíciles. Si bien la estimulación corporal que proporcionan dichas prácticas es muy beneficiosa, el objetivo fundamental de estas no es el desarrollo físico, sino el de proporcionar tranquilidad, calmar la mente y conocerte a ti mismo.

Aprende técnicas de relajación

El estado de relajación se caracteriza por la ausencia de miedos y está demostrado científicamente que mejora el funcionamiento del cuerpo físico, lo cual revierte en nuestra salud y bienestar.

Un ejercicio sencillo para relajarte consiste en poner la atención en tu respiración siempre que aprecies ansiedad. También puedes probar otras técnicas más avanzadas que consisten en recorrer distintas partes del cuerpo mentalmente o visualizar distintos escenarios imaginarios.

Regálate un masaje

La mayoría de organos corporales no son estimulados habitualmente debido a que solemos pasar todo el día usando las mismas posturas. El masaje estimula las distintas partes y órganos corporales, ayudándote a mejorar tu estado físico y anímico.

Si además se emplea una la mezcla de aromaterapia adecuada, el efecto relajante será aun mayor y sentirás una gran paz interior.  Si deseas un masaje relajante en Dénia haz clic aquí.

Practica la concentración

Cuando tu mente esté realmente agitada tienes una solución excepcional que es concentrarla. Cuando la mente está focalizada el flujo de pensamientos va disminuyendo y una mayor energía va a aparecer en ti.

Grandes maestros de la antigüedad como Patanjali, el escritor de los Yoga Sutras, nos han hablado de los beneficios de la concentración. Aplicala en tu vida y  lo agradecerás.

Lo ideal es focalizar la mente en un punto del espacio, ya sea de tu cuerpo o del exterior y mantenerte en ese lugar durante varios minutos. Si te estás moviendo puedes concentrarte en el centro del pecho o en centro del entrecejo.

En el caso de que tu mente esté muy agitada y no consigas concentrarte, te recomiendo que cuentes. Por ejemplo, cuenta de 0 a 1000 y vuelve de nuevo hasta 0. Cuando consigas hacerlo sin perder la cuenta significará que has dado un gran paso contra la ansiedad. ¡Mira que sencillo!

Aprende a meditar

Cuando tengas la oportunidad de estar en silencio, siéntate y medita. Se ha demostrado que la meditación proporciona múltiples beneficios.

Lo fundamental para meditar es adoptar una postura estable, cómoda y que la columna vertebral se quede vertical. Para conseguirlo puedes usar una silla pero trata de no apoyarte en el respaldo.

Comienza por observar que tu postura sea estable y cómoda, luego observa tu respiración y progresivamente tu mente se irá calmando. Si la mente no se calma, practica ejercicios de concentración hasta que la tranquilidad aparezca.

Una vez que la mente está relajada, observa tus sensaciones interiores, pensamientos y emociones. Cuando la mente esté en calma, podrás observar tus miedos irracionales. Con el tiempo la mente se habitúa a estar en quietud y tu vida mejora en todos sus aspectos.

Si no puedes meditar, es interesante que de vez en cuando te tomes un tiempo de silencio y reflexión para hacer autoanálisis. Si observas tus problemas con atención comprobarás que no son tan graves como parecen y que la mayoría de nuestros miedos son infundados. Parar tu actividad normal durante unos días también te ayudará a ver las cosas de otra manera.

Libérate del miedo

Para retomar el equilibrio físico y mental, la clave está en regular y reducir nuestros miedos. De esta forma nuestro cuerpo comenzará a funcionar de nuevo en armonía realizando las funciones de regeneración requeridas. Nuestra mente se calmará y disfrutaremos más de cada una de las experiencias que la vida nos ofrece.

Para ello observa tus miedos. Comprobarás que por lo general no hay nada que te amenace, nada que requiera actuar como si de una emergencia se tratará. Es fundamental comprender que nuestros miedos son en gran parte irracionales. Simplemente porque creemos a nuestros pensamientos en lugar de atender a la experiencia del momento presente.

«Karpe Diem»

Aprovecha el momento, no esperes que llegue el futuro para estar mejor. Puedes disfrutar de cada instante aquí y ahora. El error esta en ver este momento como un obstáculo a superar para conseguir algo mejor en lugar de aprovechar para vivir esta experiencia con intensidad. Puedes aprender esta sabiduría de un gran maestro llamado Eckhart Tolle del que seguro encuentras videos en español por internet.

Los pensamientos suelen ser recuerdos del pasado o expectativas futuras. Están condicionados por el espacio y por el tiempo. Si centramos la mente en lo que estamos haciendo en el ahora, el flujo de pensamientos se reduce y la mente se calma.

Suelta lastre y déjate llevar

La filosofía de Buda nos invita a liberarnos del deseo y sentirnos felices con cualquier regalo que la vida nos traiga. En lugar de empeñarnos en alcanzar un objetivo, una actitud de dejarnos llevar y aceptar la vida tal y como es, nos ayudará a alcanzar un equilibrio.

Para concluir te diré que trato de practicar todos los remedios anteriormente descritos y se que funcionan. Si pones en práctica al menos algunos de ellos te garantizo que tu vida será más plena y feliz.

Si estás interesado en que te ayude a aliviar tu ansiedad sigue este enlace.

Sigue informándote…