Saltar al contenido

Aprendiendo a ser feliz

enero 10 2019

Durante varios años colaboré con el banco de Alimentos de Albacete. Pensaba que el mayor problema de nuestra sociedad era el que muchas personas no tuvieran para comer. Sin embargo, progresivamente, me di cuenta de que tenemos un problema mucho mayor.

He observado que hoy en día existen infinidad de personas que sufren de estrés, ansiedad y depresión. Aprender a reducir el estrés es uno de los grandes retos de nuestro tiempo. Vivir con estrés no solo es incómodo, sino que también puede provocar muchas enfermedades si se convierte en algo habitual en nuestras vidas.

Comprendiendo que es lo importante

Al parecer en varios países hay una asignatura llamada felicidad y es así porque se han dado cuenta de que ser felices es lo más importante de nuestra vida. Te invito a que analices cómo surge el estrés y a que comprendas como ser un poco más feliz.

El estrés está asociado a situaciones en las que tenemos muchas tareas que realizar en un determinado periodo de tiempo. La mente no gestiona bien el tener varias tareas que realizar, se dispersa y no es capaz de centrarse la tarea que toca en cada momento.

Además, la simple idea de que tenemos ciertos objetivos que cumplir o ciertas responsabilidades, genera algo de estrés a casi todo el mundo, ya que nos presiona el miedo a no cumplir adecuadamente.

En muchas ocasiones nos sentimos estresados sin estar haciendo nada. Ello se debe básicamente a que estamos rechazando la situación actual. No estamos a gusto con como suceden las cosas en este momento y aparece una frustración permanente que dispara sintomas como los de el estrés. A este hecho yo más bien le denominaría ansiedad, que es un termino muy relacionado con el estrés.

Desmontando las falsas creencias que provocan ansiedad

No todo el mundo se estresa igual ante las mismas situaciones. Ello se debe a que las creencias de cada ser humano son diferentes. Veamos algunas de las  creencias que nos generan estrés:

Por una parte pensamos que conseguir un determinado objetivo es fundamental o que es vital el que se realice en un periodo de tiempo concreto.  Te invito a que mires hacia tu pasado y compruebes que muchas de las cosas sobre las que has puesto toda tu energía ahora han dejado de ser importantes. Esto nos ayuda a no tomarnos las cosas con demasiada seriedad y relajarnos.

Por otro lado sufrimos un exceso de responsabilidad, es decir, la idea de que algo depende exclusivamente de nosotros, cuando sabemos que el que algo suceda depende de un gran numero de factores y que la mayoria escapa a nuestro control.

También suele aparecer la sensación inconsciente de que carecemos de los recursos o de la capacidad para realizar dichos objetivos en el plazo deseado. Esta es otra creencia errónea, pues lo cierto es que el ser humano tiene una gran capacidad de hacer cosas maravillosas y el hecho de que otro ser humano puede hacer algo excepcional nos indica que cada uno de nosotros tambíen puede conseguirlo.

Otra idea que tenemos es pensar que la situación presente es un mal necesario o un obstáculo que hay que superar para alcanzar algo mejor. Esto nos mantiene en un estado de insatisfacción permanente que no nos deja disfrutar.

Estas y otras falsas creencias generan ciertos miedos como por ejemplo el miedo a no conseguir nuestros objetivos o el miedo a la opinion de los demás si fracasamos.   También generar la sensación de culpabilidad y frustración. Básicamente entramos en una dinámica de funcionar bajo el miedo que no nos va a permitir disfrutar de nuestras actividades de forma natural y nos mantendrá en un estado de estrés y ansiedad.

¿Se puede reducir el estrés?

¡Por supuesto que se puede reducir el estrés! Para ello debes comenzar a comprenderte e ti mismo y como funciona tu mente.

Date cuenta de que el ser humano no es sólo un cuerpo físico, sino que además tiene emociones y pensamientos. Nuestro pensamiento y como nos hace sentir está basado en nuestras creencias. Para superar el estrés y la ansiedad, es necesario observar nuestras falsas creencias y transcenderlas.

Para un segundo y observa los pensamientos que surgen de tu mente. Dichos pensamientos están siendo habitualmente ignorados y sin embargo están condicionando todo tu comportamiento inconscientemente.

Siente también las distintas emociones que surgen en ti como puede ser el afecto o el miedo y a las que, por lo general, no prestamos demasiada atención.

El problema es que no estamos acostumbrados a poner atención ni a nuestros pensamientos ni a nuestras emociones. De esta forma, nunca aprendemos a gestionarlos.

Cuando una emoción que nos hace sentir mal aparece, tratamos de bloquear esa sensación que consideramos desagradable en lugar de permitir que se manifieste. Si por el contrario, estuviéramos más atentos y dejáramos que emergiera, podríamos observarla conscientemente, comprender como sucede y transcenderla.

Combate el estrés y la ansiedad con observación consciente

Una rama de la ciencia llamada mecánica cuántica ha demostrado que la simple observación de un fenómeno altera su resultado. De la misma forma, si quieres que algo cambié en tu interior lánzate a observarte.

Mi experiencia es que cuando generamos el hábito de observar nuestro mundo interior la mente tiende a relajarse y un estado de mayor tranquilidad comienza a emerger en nosotros.

Puede que suene complicado, pero en la práctica no lo es. Si muchas personas han entendido como superar el estrés, tú también puedes.Para conocer mis servicios aquí.

Sigue leyendo…

Bonus: Consejos de Eckhart Tolle

En el siguiente video, el maestro Eckhart Tolle nos da claves para comprendernos y liberarnos del sufrimiento.