Saltar al contenido

¿Que es la Aromaterapía?

enero 10 2019

La aromaterapia es el arte de saber combinar los aceites esenciales que se extraen de las plantas para su uso terapeútico.

La aromaterapia utiliza los aceites esenciales de las plantas para prevenir y tratar desajustes o la mal llamada enfermedad del cuerpo físico.

Trabajan también a nivel mental y espiritual. Es un tratamiento integrador con muy buenos resultado comprobados clínicamente.

Forman parte de un sistema de salud holístico a diferencia de nuestro sistema de salud occidental.

Los aceites esenciales se vienen utilizando con fines cosméticos y terapéuticos desde la antigüedad, si bien es cierto que con el uso actual de cosméticos químicos y preparados farmacéuticos son sólo ciertos sectores más concretos los que los utilizan habitualmente.

¿Qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son el extracto que se obtiene al someter la planta aromática a una destilación al vapor de agua en un alambique, es decir, es la esencia de la planta destilada.

Detrás de los aceites esenciales está el alma de la planta, con toda su sabiduría y su fuerza vital.

Son llamados aceites esenciales, pero en realidad no son un aceite sino moléculas aromáticas.

Además, no los encontramos en la naturaleza como tal: no son un producto natural, sino el resultado de un proceso.

La sustancia que encontramos en la naturaleza en estado natural es la esencia, que son las moléculas aromáticas que la planta es capaz de sintetizar y almacenar en sus órganos productores.

También se habla de esencia cuando ésta se obtiene por métodos mecánicos de «expresión» como el que se utiliza con las cáscaras de los cítricos. Por ello hablamos de esencia de limón, pomelo, mandarina, bergamota, etc.

En muchas ocasiones se ignora que las «sustancias aromáticas » no siempre son aceites esenciales por el simple hecho de tener olor.

Un buen aceite esencial está perfectamente definido bioquímicamente y es obtenido mediante un proceso de destilación completa por vapor de agua para obtener el 100% de moléculas aromáticas

Propiedades y beneficios de los aceites esenciales

Los aceites esenciales se han utilizado durante cientos de años debido a sus múltiples propiedades y beneficios.

Cada aceite esencial porta las propiedades específicas de la planta de la que es extraído con sus diferentes utilidades.

La mayoría de los aceites esenciales tienen las siguientes propiedades:

  • Analgésicos
  • Antiinflamatorios
  • Relajantes
  • Reafirmantes
  • Regenerador celular
  • Antisépticos

Extracción de aceites esenciales

¿De que partes de la plantas se obtienen los aceites esenciales?

La obtención de los aceites esenciales se obtiene de las siguientes partes:

  • Flores ( lavanda , jazmín, rosa)
  • Árbol entero (eucaliptus)
  • Hojas (citronela, petitgrein)
  • Madera (sándalo)
  • Raiz (vetiver)
  • Resina (incienso, mirra, benjuí)
  • Cáscara de los frutos (limón, naranja, bergamota), aunque estos normalmente se extraen de forma mecánica por «expresión» y se les llama esencia.

Aceites esenciales puros: Criterios de calidad

En masajes o uso terapeútico, se requiere utilizar aceites esenciales y esencias de calidad. Por ello es necesario tener una garantía de que las sustancias que utilizamos son aceites esenciales 100% puros, es decir, que provienen únicamente de la destilación al vapor de agua y que durante este proceso no se han utilizado productos químicos

El etiquetado del producto debe especificar:

  • Nombre usual
  • Nombre en Latín
  • Origen geográfico
  • Tipo de Cultivo
  • S.b o quimiotipo: definición química del aceite esencial
  • Parte destilada

Además, para que los aceites esenciales sean de calidad, deben cumplir una serie de criterios específicos para cada planta durante el proceso de destilación: temperatura, presión y tiempo de destilación (destilación completa).

Si estos criterios no se cumplen, hablaríamos de aceites esenciales parcialmente destilados, ya que en este caso no contienen todas las moléculas aromáticas que tiene la planta y por tanto no conservaría integras sus propiedades. Es por ello que la definición de aceites esenciales 100% puros sería insuficiente.

Necesitariamos saber si verdaderamente en los aceites esenciales que utilizamos están presentes todos sus principios activos, es decir, si se trata de aceites esenciales completos.

Con esto podemos concluir que los aceites esenciales que cumplan todos los criterios de calidad exigibles que nos garanticen la máxima efectividad en el tratamiento deberán cumplir la nomenclatura «A.E.B.B.D» : Aceites Esenciales Botánica y Bioquímicamente Definidos.

Lista de los 10 mejores aceites esenciales

Existen diferentes tipos de aceites esenciales en el mercado con infinidad de propiedades y usos.

Conociendo las propiedades de estos aceites esenciales tendrás más que suficiente para hacer todo lo que necesites en cada momento:

  • Aceite esencial de lavanda
  • Aceite esencial de menta
  • Aceite esencial de limón
  • Aceite esencial de romero
  • Aceite esencial de pimienta negra
  • Aceite esencial de clavo
  • Aceite esencial de pomelo
  • Aceite esencial de gaulteria
  • Aceite esencial de naranjo amargo
  • Aceite esencial de manzanilla

Aplicación de los aceites esenciales

Los aceites esenciales son muy poderosos y si los combinamos son mucho más eficaces. No existe un límite en el número de aceites esenciales que se pueden mezclar en una fórmula, pero se recomienda no mezclar más de 3 ó 4 aceites esenciales.

Uso tópico

Cuando vamos a utilizar los aceites esenciales para masaje o uso terepéutico debemos de prestar atención a las diluciones en aceite base. Entendemos por aceite base un aceite vegetal que sirve de vehículo de los aceites esenciales para que penetren bien en el organismo:

Dosificación:

  • Concentrada. Una gota de aceite esencial por un mililitro de aceite base. Una fórmula concentrada será ideal para aplicar en zonas localizadas; en las sienes para dolor de cabeza, en un esguince, ciática.
  • Normal. Una gota de aceite esencial por 2 mililitros de aceite base. Para tratamientos corporales, zonas amplias; piernas, espalda.
  • Débil. Una gota de aceite esencial por 5 mililitros de aceite base. Se utiliza en fórmulas de tratamientos faciales.
  • Muy débil. Una gota aceite esencial por 10 mililitros de aceite base. Esta formulación se utiliza especialmente en ancianos, embarazadas, personas polimedicadas, o fórmulas especificas para el cabello por el contacto directo en la cabeza y sistema nervioso.
Ingeridos

Por regla general los aceites esenciales no pueden ser ingeridos, sólo algunos aceites esenciales y según dosis indicada pueden ser aptos para uso interno a través de cápsulas, jarabes, alimentos, gargaras.

Algunas marcas permiten el uso interno de algunos de sus aceites esenciales.

Hay muchos aceites esenciales que son tóxicos. A la hora de utilizarlos vía oral, debemos tener mucho cuidado y conocer bien cada tipo de aceite antes de utilizarlo.

Inhalación

A través de vaporizador o difusor de aceites esenciales.

En este caso se disuelven las gotas recomendadas en alcohol para la mejor difusión ambiental de todas sus moléculas aromáticas.

Las moléculas aromáticas entran al organismo vía nasal: atraviesan la membrana mucosa y de ahí se redirigen hacia el sistema endocrino y nervioso autónomo para finalmente ser eliminadas por el pulmón.

Precauciones de los aceites esenciales

Consulta siempre a un aromaterapeuta si tienes dudas sobre los diferentes tipos de aceites esenciales, así como su composición bioquímica ya que de ello va a depender los beneficios y contraindicaciones del producto resultante evitando así efectos indeseados. Ten además en cuenta que:

  • La mayoría de los aceites esenciales deben aplicarse diluidos en una base de aceite vegetal. No se recomienda utilizarlos directamente sobre la piel.
  • No utilices por regla general aceites esenciales en caso de embarazo o lactancia.
  • Consultar siempre qué aceites esenciales no pueden utilizarse en caso de ciertas enfermedades como epilepsia, asma, hipertensión ó afección renal, ya que muchos de ellos han de ser evitados en estos casos.
  • Algunos aceites esenciales especialmente los cítricos son fotosensibles y has de tener cuidado con la exposición al sol para evitar manchas.
  • Evita el uso de aceites esenciales en bebés ó niños menores de 3 años. Sólo son aconsejables algunos de ellos por difusión durante algunos minutos.
  • Evita el contacto con los ojos y mucosas.
  • Consulta siempre a un aromaterapeuta si tienes dudas sobre los diferentes tipos de aceites esenciales, así como su composición bioquímica ya que de ello va a depender los beneficios y contraindicaciones del producto resultante para evitar efectos indeseados.